Saltar al contenido

3 Vírgenes Milagrosas que amparan a los cubanos con su Manto Bendito

Por: Claudia Rodríguez

Vírgenes Milagrosas

Cuba, un país de una inmensa fe, de creencias mezcladas y de pinceladas culturales por doquier, se encomienda al cuidado de aquellas que considera sus protectoras, sus guías.

Deidades del culto africano se unen a exponentes del catolicismo en un mítico sincretismo que ha teñido por siempre las raíces y la identidad nacional. Y a ellas, el pueblo cubano gira su mirada y levanta sus oraciones, pidiéndoles su eterna bendición, su ayuda en las situaciones difíciles, su guía para enfrentar los problemas y prosperar…su protección.

Numerosas ceremonias integran los ritos católicos y santeros, y así los cubanos piden la ayuda de las poderosas deidades en diferentes aspectos de la vida como pueden ser el amor, la prosperidad, la salud etc.

No obstante, algunas Vírgenes, sincretizadas en culto con Orishas, destacan por su leyenda y cercanía a los cubanos, por lo que se les tiene como Vírgenes milagrosas y protectoras del pueblo, entre ellas Santa Bárbara, la Caridad, la Virgen de Regla y la Virgen de las Mercedes, las más adoradas.

La Virgen de la Caridad del Cobre, La hermosa Patrona de Cuba

Nuestra señora de la Caridad
Nuestra señora de la Caridad del Cobre

Más conocida como la Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre, es una de las santas a las que más se encomiendan los cubanos. Cuentan las leyendas que su imagen fue hallada flotando en la bahía oriental de Nipe, lo que se consideró como un milagro y desde entonces se le tiene como la protectora de la Isla.

No hay cubano que no conozca a la patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre en la religión católica, que sincretiza en la religión yoruba y la cultura afrocubana con Oshún, reina las aguas dulces del mundo, los arroyos, manantiales y ríos, y Diosa del amor y la fertilidad.

A la Virgen de la Caridad del Cobre se le venera en el Santuario del Cobre ubicado en la oriental provincia de Santiago de Cuba. Allí acuden a diario cientos de personas en sagrada peregrinación, para pedirle su bendición a la Virgen y agradecerle por las pequeñas alegrías de la vida.

Cada 8 de septiembre se celebra el día de la Caridad del Cobre, unido al culto de la Orisha Oshún y los cubanos acuden al santuario del Cobre, a los ríos y a los altares levantados en sus propias casas con flores, velas, ofrendas de alimentos y objetos personales en forma de regalo en agradecimiento por las bendiciones recibidas.

Y desde allí le rezan por el bienestar, el amor, la salud y la prosperidad.

La Virgen de Regla, la que ampara y cubre los mares con su manto

Nuestra Señora de Regla
Nuestra Señora de Regla

La Virgen de Regla, la protectora de la Bahía, es la patrona de la habanera localidad que lleva su nombre y que se ubica frente a la Bahía de La Habana. La leyenda cuenta que la invocaban los pescadores del pueblo cuando iban a salir a la mar, para que los protegiera y los ayudara a regresar sanos y salvos junto a sus familias.

Se dice que la Virgen de Regla, fue un símbolo mandado a tallar en España, una advocación de la virgen María que salvó a un monje y lo ayudó a atravesar sin percances el peligrosísimo estrecho de Gibraltar.

Así, el culto a esta Virgen marina llegó a Regla, antiguamente conocido como Guaicanamar, en el siglo XVII, y se le veneró mediante un cuadro pintado al óleo, ubicado en la primera ermita de guano levantada en ese lugar.

Luego un castellano trajo a Cuba la estatua de la virgen negra, que se colocó en lo que hoy es el Santuario de la Virgen de Regla, lugar al que acuden cientos de personas para pedir las bendiciones de la madre de los mares.

En la religión yoruba, la Virgen de Regla sincretiza con la Orisha Yemayá, la dueña del mar, diosa de la fertilidad y protectora de las mujeres gestantes.

Actualmente la Virgen de Regla es la milagrosa deidad que bendice a la comunidad y a todo un pueblo. A ella, los cubanos le llevan sobre todo rosas blancas, la flor favorita de la santa orisha, y ofrendas de frutas y velas azules para pedirle su bendición y agradecerle por su protección constante.

La Virgen de las Mercedes, la protectora y salvadora del Mundo

Virgen de las Mercedes en Cuba
Nuestra Señora de las Mercedes

A ella, le rezamos por la libertad, porque ella es la Virgen guardiana, la protectora de los prisioneros. La Virgen de las Mercedes, dueña de la pureza, es una de las más reconocidas deidades en Cuba. A ella, los isleños le piden su protección y sus bendiciones. Toda vestida de blanco emana paz y justicia.

Se considera a la Virgen de Las Mercedes como la patrona de los presos, señora del perdón y de la paz. En su misericordia, siempre acude en ayuda de los prisioneros y responde a sus ruegos.

En América, el culto a la Virgen de las Mercedes comenzó cuando Francisco Pizarro llegó a Perú acompañado por religiosos de la Orden de La Merced, quienes inspiraron el culto a María, Madre de Dios, bajo la advocación de “María de Las Mercedes”.

A partir de ese momento, la devoción a la milagrosa Virgen se extendió a numerosos países de Hispanoamérica, donde se le considera la virgen de la libertad, protectora y generosa. Muchos son los territorios que la tienen como santa patrona y protectora de la comunidad.

Los cubanos también la veneran y le rezan en la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced ubicada en las calles Cuba y Merced, en La Habana Vieja.

La Virgen de las Mercedes sincretiza como parte del proceso de transculturación del catolicismo y la religión yoruba, con el Orisha mayor, Obatalá, el más fuerte de los orishas, creador de la tierra y escultor del ser humano, el padre mayor de la humanidad en la religión yoruba.

Otra Santa muy Adorada por su gran fortaleza y los milagros que concede es la Santa Bárbara, a quien elevamos nuestras oraciones en los casos más difíciles buscando su ayuda, porque su poder contra el mal y los enemigos es gigantesco. A ella dedicamos la siguiente oración

Oraciones, plegarias y rezos poderosos a los Santos:

Vírgenes Milagrosas
Etiquetas
error:
Copy link