Saltar al contenido

Odun donde nace el conflicto entre hermanos: Pataki de Otrupon Meyi

Hermanos Otrupon Meyi

El gato montés asustado después de haber tenido una noche de intensas pesadillas acudió a la casa del adivino para que lo registrara.

Este tenía un hermano mayor quien era el tigre, mientras Orula lo consultaba Ifá advirtió al gato que:

Debía hacerse un ebbó ofrendándole a su cabeza un animal para salvar a su hermano, quien estaba en problemas.

Además, le aseguró que, con esta obra las pesadillas se irían, debido a que mediante estas los espíritus le avisaban de la situación del tigre.

Pataki donde el tigre tenía envidia de su hermano y quería perjudicarlo

El tigre sin saber de la visita de su hermano a casa de Orunmila acudió ante el Orisha sabio por adivinación.

Pero este andaba sin cabeza y le pedía al oráculo de Ifá que le aconsejase como matar a su hermano para comérselo, además de esto le solicitaba le realizase muchas brujerías para atrasarlo, pues en el fondo le tenía envidia.

Orunmila no cedió ante los deseos del tigre y al ver que este había perdido la inteligencia y la bondad, le indicó una rogación de cabeza para que al menos recuperara el juicio.

El tigre no hizo caso a Orula, pero su hermano si escuchó la palabra de Ifá

Luego de mucho meditar, el tigre salió de su casa y fue reclutando por el monte a los demás animales, prometiéndoles que los respetaría y los dejaría en paz si lo ayudaban a cazar a su hermano.

No pasó mucho tiempo para que el tigre consiguiera aliados, los que se encargaron de llevar al gato montés el mensaje de que su hermano estaba en su lecho de muerte y requería de su presencia para despedirse.

El gato montés al recibir el mensaje se afligió sintiendo mucha pena por su hermano, pero antes de salir de su casa realizó el ebbó que Orula le había marcado y con desconfianza del tigre partió a su encuentro.

Agradeciendo a Orula sus consejos ¡NO confíes en nadie!

Cuando el gato llegó a la casa de su hermano se encontró a los animales guardándole duelo al tigre, hecho que le pareció muy extraño, pues el tigre dado a su forma de ser antisocial y agresiva no tenía amigos.

Cuando el gato estuvo frente a su hermano al mirarlo a los ojos comprendió que estaba mintiendo.

Entonces pudo leer en su mirada desquiciada y sedienta de sangre lo que deseaba, y poco a poco sin levantar sospechas se fue acercando a la puerta y en un descuido de los animales que resguardaban la entrada salió huyendo de allí, agradeciendo mientras corría a Orunmila, quien le había indicado que no debía confiar en nadie.

¡A veces es demasiado tarde para enmendar los errores!

El tigre al saberse derrotado se abalanzó contra los animales desatando en su casa una gran masacre, al paso de los días el tigre recobró el juicio, pero ya era muy tarde para intentar remendar los daños causados.

Otros artículos e historias del signo Otrupon Meyi:

Hermanos Otrupon Meyi
error:
Copy link