Saltar al contenido

La Rondona de Remedios ¡Una Historia de Exorcismo en Cuba!

Por: Ninette Caren Fernández

La Rondona

María Manuela es la protagonista de esta historia, donde una vez más las fuerzas del bien y del mal se enfrentan y desafían la fe.

La leyenda que lleva como nombre la Rondona, relata la vida de María una joven nacida en los estratos más altos de la sociedad remedina, antigua las Villas en el centro de Cuba.

Se dice de esta joven haber sido una muchacha muy seria y de un carácter muy fuerte, que siempre recibió todo lo que deseaba.

La historia la recoge como uno de los primeros ejemplos de exorcismos realizados en la isla.

Siendo este el término designado para:

El proceso espiritual encargado de expulsar los demonios alojados ya sea en el cuerpo humano o en determinados objetos, con el fin de alejar estas entidades oscuras y obsesoras del ser humano.

Los misterios y demonios que rondaban a María Manuela

La joven María Manuela siempre fue de un carácter muy seco, esta era poco comunicativa y pareciese que siempre estaba dándole vueltas a las ideas, frase con la que antiguamente se describía a las personas que permanecían enajenadas del mundo.

Al ser hija única, sus padres le consintieron todas sus malas acciones, aun cuando estas perjudicaban a otros.

Un día cercano a su cumpleaños la Madre le pidió que le diera siete reales, esta afectada y furiosa por sus palabras le dijo que no tenía dinero.

Su madre saturada de su actitud egoísta y de la desconsideración que a diario mostraba la llamó egoísta, hecho que provocó aún más su ira, a lo que contestó colérica:

Demonios es lo que yo tengo para ofrecer.

La madre sorprendida se retiró pensando que su hija era una malcriada y que tenía mal corazón, pero luego fue observando en ella otros comportamientos que le llamaron bastante la atención, como el descuido en las maneras de alimentarse y en su higiene personal.

Acciones que se fueron agravando con el paso del tiempo, hecho que se acompañó de una continua sialorrea y ataques convulsivos inexplicables para la ciencia.

¿Por qué la llamaban la Rondona?

María Manuela permanecía encerrada, ya no respondía a su nombre y continuamente blasfemaba y alababa a Lucifer.

Por tal motivo la familia acudió ante las autoridades de la Iglesia quienes decidieron practicarle a la joven varios exorcismos, de los que se presume haber sido en total siete.

Las personas del pueblo comenzaron a murmurar respecto al estado de María Manuela por lo que empezaron a llamarla la Rondona:

  • Haciendo alusión al hecho de que esta se encontraba rondada o asechada por los entes del mal.

Años más tarde la joven se vio completamente recuperada de tan amarga experiencia, suceso que la hizo replantearse muchas cosas en su vida comenzando por su conducta y sus maneras con las personas que bien la querían.

Se afirma que María Manuela se convirtió en una ferviente devota, llegándose a convertir la Iglesia de Remedios en su segunda casa.

Otros artículos sobre el mundo de los espíritus y muertos:

La Rondona
Etiquetas
error:
Copy link