Saltar al contenido

Ogbe Otura: ¿Por qué Olofin castigó a la humanidad con la Muerte?

Por: Ninette Caren Fernández

Olofin en Ogbe Otura

Cuando Olofin creó la tierra designó a su hombre de confianza para que viajara por cada uno de sus parajes comprobando si todo estaba bien.

El hombre visitó cada rincón del nuevo mundo y a medida que avanzó sobre el suelo humano fue procreando descendencia, pues era su deseo que sus hijos gobernaran sobre la tierra bajo el mandato de Olofin.

Pero sus hijos no deseaban esa vida y tomaban las decisiones que les apetecía sin consultar con nadie los cambios que realizaban sobre la tierra.

Hecho que entristecía enormemente a su padre, quien buscaba consuelo en el hombro de Olofin y este lo proveía de la fuerza que necesitaba para sobrellevar la ingratitud de sus hijos y continuar cumpliendo a la par su misión.

Pataki donde el Hombre pagó con ingratitud a las deidades

Con el paso del tiempo la humanidad se fue volviendo malagradecida y Olofin furioso decidió castigarlos desatándose un fuerte temporal que arremetió con todo a su paso.

Dejando desiertos los campos de cultivos, las casas hechas añicos y muchos muertos y heridos por las descargas eléctricas y las inundaciones.

Los hijos del hombre de confianza de Olofin al ver esto se asustaron y corrieron en búsqueda de su padre para que aplacara la furia del Orisha y de este modo intercediera por ellos.

Pero este se encontraba de camino a la tierra gobernada por Orunmila el gran adivino de Ifá.

A su llegada, el servidor del Orisha le comunicó al oráculo la decisión de Olofin y pidió que lo consultara, marcándole Ifá este odun y aconsejándole que terminara la tarea que se le había asignado.

Y obedientemente el hombre la culminó llegando a los reinos de Odúa y Obatalá.

El servidor de Olofin cumplió su sagrada misión

Con sus brazos el servidor de Olofin sostuvo las tres tierras para salvaguardarlas de los peligros del diluvio, a la vez que lloraba por sus hijos porque a pesar de su comportamiento él los quería y los procuraba.

Con cada lágrima inconscientemente iba perdiendo fuerza, hecho que le provocó grandes deformaciones de las extremidades y la columna vertebral. 

Después que terminó el temporal Orunmila, Odúa y Obatalá fueron a buscar al buen hombre para agradecerle por su ayuda y por todos los sacrificios que había pasado con tal de mantener a salvo el legado dejado por Olofin mediante la creación de la tierra.

De repente este salió de la tierra retorcido, explicando que a partir de este momento la humanidad había podido ver dos partes de él, una imagen simétrica y luego una apariencia deforme.

Entonces los Orishas tomaron sus objetos sagrados y consagraron al buen hombre bajo los preceptos de la Osha-Ifá.

Otros consejos religiosos que siempre nos ayudarán:

Olofin en Ogbe Otura
Etiquetas
error:
Copy link