Saltar al contenido

La Ceremonia de Ijoye en Ifá ¿Por qué se dan azotes al Alawó?

Ijoye

Al cumplirse los siete días en Ifá los iniciados realizan una ceremonia muy significativa y sagrada que se llama Ijoye (Ijo Oyé), usualmente conocida como Yorye y significa día de la coronación del Alawó.

Este día que forma parte integral de los rituales de Ifá muchos lo conocen porque se le dan azotes al iniciado, es una tradición respaldada por las escrituras de Ifá Tradicional Afrocubano.

Es una ceremonia muy importante y demuestra que un verdadero hijo de Orunmila no descuida a Ifá y se consagran para ser hombres de buen corazón, dispuestos a sacrificarse en el estudio, siempre preparados para acatar el juramento de Ifá.

¿Cuál es la razón para dar azotes al Alawó en la ceremonia Ijoye?

En la ceremonia de Ijoye sale el alawó del cuarto donde está Orunmila dejando así abandonado a Orula y va al campo con unas semillas, machete en mano y azadón.

Entonces debe hacer siete surcos, vuelve otra vez y siembra, así siete veces más y cada vez que regrese los awoses le azotan con varas hechas del palo rascabarriga* hasta que entre en el cuarto y abrace a Orunmila como simbolismo de su compromiso y juramento.

El significado de esta ceremonia es que cuando el Alawó va a trabajar la tierra, descuida a Orula y los awoses le exigen trabajar Ifá porque eso juró y al no cumplir, Orunmila lo castiga.

El Ijoye centra su significado en que el Awó Orunmila solo debe trabajar Ifá, de otra forma puede ser castigado, lo que se representa simbólicamente a través de los golpes o azotes.   

  • El nombre científico que tiene el palo rascabarriga es Espadaea amoena, o como religiosamente es conocido: Ewé Omá o Eká Ore; y es una planta que se le atribuye al poder de Elegguá.

¿Se les azota de forma brutal?

De forma moderada deben darse los azotes al Alawó, pues es de forma simbólica.

Un buen awo de Orunmila no permite que delante de él sucedan actos que verdaderamente son inhumanos, por lo tanto, son innecesarias las brutalidades que suelen aplicar algunos.

¿Qué patakies y leyendas yorubas respaldan esta tradición religiosa?

Cuenta esta historia que Orunmila pasaba un tiempo en casa de Oduduwá y este tenía un hijo que se llamaba Akala. 

Todas las noches cuando Orunmila ya dormía, Akala para molestarle le pasaba por encima pisoteándole.

Pero un día Oduduwá le pide a Orunmila hacerle Ifá a Akala y después de consagrado Orula le pide a Akala que se acueste boca abajo y también frente a todos le pasa por encima golpeándole.

Otra historia yoruba sobre los azotes:

Esta leyenda cuenta que Orunmila tenía por nombre Aideju Awo y antes de bajar a la tierra se consulta y sale el Odun de Iwori Irete, que decía que no debía evitar el sufrimiento y entonces Orunmila hace ebbó siguiendo la sagrada palabra de Ifá.

Baja a la tierra y se queda en casa de Oduduwá que tenía un hijo llamado Akala y este cada vez que Orunmila dormía lo molestaba para despertarle y le pasaba por encima.

Un día Akala cae muy enfermo, Orunmila le consulta y sale que este debe consagrarse en Ifá.

Orunmila le hace Ifá al hijo de Oduduwá en el monte y llega el día en que le dice que se acueste boca abajo y pensó:

Este es el día en que me vengaré de Akala por todo lo que me hizo sufrir cada noche.

Y así, comienza a darle azotes a Akala.

Al final las historias nos regalan una sola enseñanza:

Los Awos deben lealtad a Orunmila y su misión es salvar a la humanidad a través de la palabra de Ifá.

¡Iboru Iboya Ibosheshe Orunmila! 

Conoce más sobre Orula y la palabra de Ifá:

Ijoye
error:
Copy link
Powered by Social Snap