Saltar al contenido

121 Caminos del Guerrero Eshú-Eleguá ≫ ¿Conoces sus significados?

Caminos de Eshú Eleguá

Elegguá-Eshú, la eterna combinación del bien y el mal, el guerrero y niño travieso, la prosperidad y el infortunio.

Aunque el número de avatares que posee son muchos, se dice que esta deidad posee 121 caminos, pero que cada persona puede verlos en diferencia a su jerarquía en la religión yoruba y a su experiencia.

Elegguá en sus caminos es considerado también como Echú, que rige las manifestaciones de lo malévolo, hace trampas y engaña a los Orishas y hombres.

Esta combinación, no obstante, representa el equilibrio del mundo, pues no puede haber Iré sin Osogbo. Elegguá y Echú es, por tanto, la representación en la religión yoruba, de ese constante vínculo entre lo positivo y lo negativo que se mantiene presente en la humanidad.

Los Caminos de Eshú-Eleguá

Los caminos de Eshú-Eleguá se agrupan en siete categorías:

  1. Añaguí, la madre de todos los Eleguá.
  2. Echú Okuboro, el de la vida y la muerte.
  3. Laguana, que está en todas partes.
  4. Layikí, el camino que nadie sabe cómo empezar y cómo acabar.
  5. Laroye, el que siempre está peleando.
  6. Batielle, el que acaba con todo.
  7. Odde-Mata, que sirve para el bien y para el mal.

A partir de cada una de estas categorías se desglosan numerosos caminos que en su totalidad suman 121 avatares.

A continuación, describimos los avatares de Eshú-Elegguá, de muchos de ellos se conoce muy poco, siendo parte de los secretos de la religión yoruba.

1. Elegua Abaile o Aballe:

El Abaile es reconocido como aquel que recibe los ebboses y los dirige a aquellas deidades a los que está dirigidos, si así lo decide. Si no quiere, ninguna de las ofrendas llegará a sus destinatarios. Por ello se le debe adorar y atender.

2. Echú Achí kuelú

En este camino Eshu –Elegguá tiene el físico de un anciano, de muy pequeña estatura, que vive en los huecos y túneles bajo tierra de las encrucijadas. 

Es considerado un espíritu de la tierra y posee todos los minerales, en especial el oro. Trabaja con Ifá y come palomas.

3. Eleguá Afrá:

Eleguá Afrá se recibe junto a Babalú Ayé y vive en los hospitales. Es muy querido pues ayuda a los enfermos y por eso se le conoce como «El niño de las enfermedades contagiosas infantiles», como por ejemplo el sarampión y la viruela.

Silba en las esquinas y en los caminos solitarios y no muestra la cara, ya que no se le debe mirar de frente. Su collar alterna cuentas blancas con negras. Tiene como tabú el aguardiente y el vino de palma.

4 y 5. Echú Afrodí y Echú Agroí:

Son de la nación arará y ayudantes de Ifá. Solo permiten que los hombres oficien su culto. 

Tienen veinticuatro caminos. Por ello estas figuras se decoran con veinticuatro cauris, distribuidos en tres hileras. Ambos tienen forma piramidal y se coronan en la cúspide.

6, 7 y 8. Elegguá Agatigaga- Elegguá Agbanilegbe- Elegguá Agbanilé

Diferentes nombres que se les da a Elegguá en la religión yoruba.

9. Eleguá Agbanukué (Agbanuké):

Este Elegguá es el guardián de los Ilé (casas), a los cuales les brinda ayuda y protege de malas intenciones de otras personas ajenas a la casa.

Es el mejor aliado que tienen los Babalawos y los protege, conjuntamente con Eshu Barakikeño y Alaroye. Y es que se le conoce como el chismoso del Babalawo ya que le cuenta todo lo que ve y oye en su Ilé.

Es considerado, además, el Eshú de la clarividencia a través del cual Orunmila tiene esa virtud. Tiene poder para dejar ciegos a sus enemigos.

10. Echú Agbálonké:

Este camino muestra a un Echú como guerrero fuerte y audaz que castiga con el fuego.

Le llaman «El Echú de las muertes», pues continuamente está guiando las almas de los difuntos.

11. Echú Agberú.

Este camino representa a la esposa de Echú, la receptora de los sacrificios.

12. Echú Agbó Bará:

Es este el Echú que hace trampas y se divierte a costa de los humanos. Lo oye todo.

13. Echú Agganiká:

Es este camino un Echú malévolo. Le gusta tropezar con todo lo que se encuentra y es peligroso y vengativo.

Cuando se enoja, atrae a la policía. Cuentan que incluso Agganiká se le llamó en Cuba a la Guardia Rural. Anda a caballo con un machete.

14. Elegguá Aggó Meyó:

Es un Echú de la tierra Oyó. Es aquel al que le pedimos ayuda cuando tenemos problemas, pues es eficaz custodio contra las trampas y engaños.

15. Echú Agongo Oló Oñá:

Es este el Echú dueño de los caminos, el que tiene las llaves del destino de los hombres.

16. Eleguá Akéru:

El recadero de las deidades, establece aquellos mensajes que tienen prioridad y vela porque cada Orisha los reciba.

17. Eleguá Agongo Ogo:

Lleva el garabato, o bastón de madera de guayaba, que le sirve para atacar o defenderse y abrirse paso en la maleza del monte.

18. Eleguá Akesan:

Proviene del Reino de Oyó

19. Echú Akileyo:

Es un Echú de tierra de Oyó. Tiene la imagen de un niño pequeño y alborotador. Es el más pícaro y revoltoso de todos los caminos y puede causar problemas.

20. Echú Akokorobiya Akokoriye

Muy aficionado a jugar con trompos y bolas y a fumar. Un Echú travieso que adora disfrutar de la vida.

21. Eleguá Alá Le Ilú:

Es anciano y adivino (awó). Este camino indica el título de honor que ostenta Eleguá en las ciudades o pueblos. Allí, es visto como un adivino de gran jerarquía que ayuda a los necesitados a solucionar sus problemas. 

22. Echú Alá Ayiki, Bara Aláyiki Agagá:

El nombre de este Echú significa que es un glotón, proveniente de la tierra Oyó y también trabaja para Ifá.

Es un niño revoltoso y de gran apetito muy adicto al aguardiente. Este Aláyiki representa lo inesperado, lo imponderable y también el engaño y la traición.

Fue él quien culpó a Osun del robo de un chivo que él mismo se había comido. Nace en Oggundá-Iroso (letra de Ifá).

23. Eleguá Alá Lu Banshé:

Es el Eleguá que se relaciona con el destino y las decisiones humanas, dueño y señor de todo en la vida y el que tiene la llave de la buena fortuna. 

Posee el Ashé del Dios Oloddumare para arreglar lo que considere en cada camino, o desarreglarlo.

Así, él puede abrir los caminos y ayudarnos, pero también puede cerrarlos y dejarnos sumidos en una espiral de desesperación. Debe estar presente en cualquier ebbó y es el primero en ser atendido en las ceremonias.

24. Echú Alágbana, Alágbawánna, Bára Alágwana, Obanigwana, Obanigwan:

Este Echú dirige a los Eggúngún con un látigo. Representa el infortunio y la desesperanza, y castiga a los burlones, a los impíos e irresponsables con terribles tragedias. 

Puede traer numerosos problemas como siniestros, dolencias, enfermedades, reveses y accidentes. Habita en la soledad de los parajes oscuros e inhóspitos del bosque.

Es un Echú adulto y solitario que ayudó a Babalú Ayé cuando fue castigado por Obatalá.

25. Echú Alaketu:

Un Elegguá rey de Ketu. Usa collar de cuentas negras y blancas.

26. Echú Alaroyé, Laroye:

Para que no trastorne y se apacigüe, se le saluda llamándolo por su nombre que posee varios significados:

  • Alaroyé (gran hablador),
  • Alá Aroye (dueño de las disputas, de la discordia) o
  • Aroyé (debate, controversia, locuacidad).

Vive en la puerta, a la entrada del Ilé, en una cazuelita de barro. Este Echú adora las ofrendas dulces, así como disfruta del baile y del dinero que se le ofrenda, ya sea en monedas o en caracoles.

Es muy burlón, malicioso y malcriado. Es un guerrero chiquito y a menudo se le puede encontrar en la orilla de los ríos.

También trabaja para Ifá, y entonces lleva una flechita de metal en la frente, como Agbánukué y Biba Kikeño. Es él quien advierte sobre los peligros y las enfermedades y, aconseja cómo manejar los negocios.

27. Eleguá Alaroye Akokelebiyú:

Esta es la imagen de Elegguá considerado como un niño muy travieso, que hace bromas de mal gusto y tiene mal carácter. Se debe prevenir a los devotos de sus maneras, porque es capaz de atraer la policía hasta el hogar.

28. Echú Alaroyé Kio, Laroyé Inkío, Kié

Este Echú tiene una sola pierna y los danzantes en su honor le bailan saltando en un pie y girando como remolino.

29. Echu Alaaru

Es mensajero y portero.

30. Echú Alimú:

Es Arará. Trabaja con Babalú Ayé.

31. Echú Alona, Alonná

Este Echú es misterioso y castiga con el fuego. Tiene un trato continuo con los espíritus de los muertos.

32: Echú Alusi:

Este Echú tiene intenciones malignas y es perjudicial, pues ocasiona desgracias y calamidades.

33. Echú Añagui (Añabi):

Tiene tres caminos y en uno aparece con dos caras. Es un dios de La sabiduría, que vive dentro de un coco y asegura la prosperidad y la fertilidad, ya que posee el poder de la renovación de la vida.

Se le reconoce la paternidad de Elegguá, junto con Echu Alayi Ibere Yeyé, que es la madre, el comienzo o la génesis.

Añagui es tan furiosa como una tempestad, la aguerrida que sabe curar con las plantas. Es chiquita y se traslada montándose en los remolinos.

Por otro camino, llamado Echú Ñanguí (Yangí) es el padre de todos los Echú, ya que, según un pataki, fue cortado en doscientos pedazos por Orúnmila Ni Agbomiregún, el cual utilizó una espada para castigarlo por su terrible voracidad. Estos pedazos se convirtieron en doscientos Echú y luego se duplicaron.

34. Echu Alá Akomako (Echu Mako)

Le gusta esconder las cosas por maldad y prefiere recibir solo ofrendas robadas. Suele castigar con la ayuda del fuego.

35. Echú Ara Idi:

Va con Ochún la diosa del río y se relaciona con los Jimaguas Ibeyis.

36. Echú Aral Lele, Araí Loli:

Nombres de un Echú andariego, curioso que asume la forma de un perro vagabundo.

37. Echú Arayeyí, Arareyí:

Portero del adivino Orula. Protector de la Orisha del amor, Ochún. Vive y come en la entrada de las casas. Es un celoso guardián, pero causa problemas si no se le atiende correctamente.

38. Echú Arere Obi Oké

A este Echú se le sincretiza con la imagen del Niño Jesús que San Antonio de Padua sostiene en los brazos.

Es arere, que significa gran honor, es el poder, es el hijo de Dios, el mensajero de Olodumare. Es guía y adivino y bajó de la montaña sagrada (Oké) para ayudar a la humanidad.

39. Echú Aridiyí:

Se dice que si aparece causa terror y gran miedo.

40. Echú Aroni

Es curandero y mago, pero muy violento. Vive en los bosques donde ejerce la medicina, ya que conoce todos los secretos de Osaín del monte.

Entre sus funciones está traerle el fuego a Oggún el dueño del hierro. 

Su físico es el de un enano con cabeza perruna; tiene una sola pata y un brazo, con una larga cola peluda que termina en una bola. Este Echú inspira terror en los cobardes. También se le llama Ayé Bele Bure y Ayé Burele.

41. Echú Ayeru

Es este el guardián de Ifá. Aquel babalawo que tenga Ayeru y Osain está bien firme, pues ambos son la garantía de su trabajo y no existen peligros a los que temer.

42. Echú Awere:

Este tiene su casa en las lomas y laderas de las montañas. Está consagrado al sagrado padre Obatalá.

43. Elegguá Awó Bara:

Es adivino de Oyó y guardián de las casas de babalawos para que nadie pueda robarse los secretos de la religión y fe yoruba.

44. Echú Baraiñé, Okú Bara Iñé

En este avatar Echú es adulto y está muy ligado a Echú Bí. Nace en Obbara Meyi. Protege mucho a sus hijos. Es el Elegguá de Shangó el rey del trueno.

45. Echú Barakeño:

Muy travieso: todo lo trastorna y confunde. Es el más pequeñito de todos los Echus. Se esconde entre los matorrales y siempre habita en la espesura de la manigua.

46: Elegguá Barakikeñerí:

Camino de Elegguá del cual se conoce muy poco.

47. Elegguá Bara Ala Asuayó, Lasuayo:

Elegguá delantero, dueño de la puerta o entrada del Ilé (hogar).

48. Echú Baralayikú

Este Echú ayuda en el traslado de los muertos cuando anda con Babalú Ayé.

También oficia como portero del adivino Orula. Vive en la entrada de los Ilé y origina los percances y las tragedias si no se le atiende correctamente.

49. Echú Baralanugbé

Es un Echú solitario y temible que castiga con el fuego. Trabaja con el alba y con las estrellas (irawó).

50. Echú Barakikeño, Gúaga Barakikeño, Obarakikeño: 

Tiene la apariencia de un niño, pero con acción dañosa y pérfida.

51. Echú Ba Ti Eyé, Batiyé, Batleyé, Batietc:

El que vence de cualquier modo hasta acabar con todos los daños que existen.

52. Echú Beddún Bela:

Advocación de Elegguá. Tiene dos caras: una blanca y la otra negra, como el día y la noche, el bien y el mal.

53. Echú Beleké, Belenké, Bereké:

Niño travieso de tierra lukumí, muy habilidoso y excelente guardián. 

Es aquel que sabe de hierbas y remedios naturales, embustero y muy peligroso cuando siente celos. 

Se debe tener en las casas donde hay niños. Sincretiza con el Niño de Atocha y usa un güiro mágico (de los acinturados) como amuleto.

54. Echú Bi Biribí

Es «el rey de las maldades» y «el jefe de los Jimaguas Ibeyis». Vive en las esquinas de las calles. Es pendenciero y malvado y provoca todo tipo de accidentes.

55. Eleguá Elufé:

Es la representación más vieja de Elegguá. Es un viejo y de lo más fino según cuentan.

Con devoción y respeto debemos presentarnos ante él; nada de actos deshonestos ni groserías cerca de su presencia, porque es muy
puritano, nunca tuvo mujer, y los testículos le caen hasta las
rodillas.

56. Eshú Lode: 

Considerado el Eshú de las calles, viste de harapos y recorre los caminos. Va siempre en una casita afuera de la casa de Osha o al borde de un camino.

Camina al lado de sus compañeros guerreros por los montes, con Oggún el dueño del hierro y Oshosi el justiciero.

57. Eshú Igide: 

El que abre los caminos en los montes. Sus amarres son los más fuertes, ya que aprendió de Osain del monte todo lo relacionado con las hierbas y sus cualidades y las aplica a las decisiones de la vida de las personas.

58. Eshú Kaminalowá

Se encarga de abrir los caminos para los muertos y es mensajero de Babalú Ayé ante las enfermedades.

59. Eshú Akarajéu: 

Fue quien ayudó a la muertera Oyá a escapar de Shangó luego de una violenta discusión de la pareja. Así se dice que hizo a Shangó tragar un rayo que estaba dispuesto a enviarle. Eso es lo que su nombre significa.

60. Elegguá Biawooná:

Imagen de Elegguá hecha de madera.

61. Echú Bibakikeño, Kikañaó:

Trabaja con el adivino Orula y con Ochosi el justiciero. Lleva una flechita metálica en la frente (símbolo de su unión con Ifá).

62. Echú Chiguidí; Chugudú:

Es un guardian celoso, se le representa en un cono hecho de barro y decorado con cauris. Es este el Echú de las pesadillas que es muy vengativo. 

Ayuda a proteger riquezas y tesoros, pues cuando un lugar está bajo el resguardo de Chiguidí, matará a cualquiera que intente saquearlo.

También se le representa en una figura grotesca, con el pecho ancho y la cabeza pequeña.

63. Echú Chikua bú, Achikuagbú:

De tierra Oyó. Representa el principio del mundo. Come perros y se le llama mediante el sonido de un pez tallado en madera y sujeto a un cordel para hacerlo girar batiéndolo contra el aire.

64. Echú Chinkí:

Es el Eleguá más rápido.

65. Echú Daguese:

Se le representa en un caracol cobo

66. Elegguá Eboríkeke:

Por este avatar es un Elegguá niño.

67. Echú Egbayilá:

El Orisha que salva. Nace en Okana-wori y en su carga lleva nueve
clases de metales, palos poderosos, elementos naturales y otros ingredientes como cascarilla.

68. Echú Elú, Eluama, Elúasama

El que hace daño. Es muy brujero. No se lava en el omiero (agua espiritual de hierbas) y se guarda ocultándolo a la vista. Se le mira solo cuando se le da de comer.

69. Elegguá Egbére Kikeño, Kinkeñe: 

Un Elegguá niño que gusta hacer maldades en la noche, mientras vaga por el monte. Egbé significa torbellino.

70. Echú Ekileyo:

Es sabio y adivino. Procede del reino de Oyó y llegó hasta la tierra sagrada de Ifé. Es protector de las personas que buscan el conocimiento.

71. Echú Eré:

A este Eleguá se le representa en una estatuilla de madera o de barro. Tiene dos caras.

72. Echú Echeniké Echeriké:

Anda con Osaín del monte y fuma en una cachimba rellena con hierbas aromáticas.

73. Echú Esi Iléñi:

Vive en la entrada de los Ilé (casa) y lo cuida deteniendo todos los daños que puedan ocurrir.

74. Echú Ewé

Es este el Echú de sabana, cercano al monte de Oggún. Es muy antiguo. La piedra que lo representa es muy grande.

75. Echú Guiriyelú:

Es cabeza del mundo, la vida de los pueblos. Lleva güiro y se hace con palo de aroma.

Guiriyelú fue el que cuando el creador Olofi estaba dando surgimiento a la vida, fue guiándolo por todos los lugares donde había que verter sangre de palomas como ebbó para purificarlo todo y hacer la tierra, por lo cual fue bendecido.

76. Echú Imalé, Male:

Es un Echú que va con Orunmila y le mostró, la palmera que crece en el jardín de Orungán (el sol de las doce del día) y que da las semillas o nueces de adivinar (Obi Kola).

Con ellas se obtienen los distintos oddun (signos) que son recitados por los babalawos.

77. Echú Iná:

Orisha que trabaja con la candela.

78. Echú lyelú, Yelú:

Es el de los lukumí arufá. Trabaja con el fuego, con la enfermedad y para hacer siempre el mal.

79. Echú Kakará:

Orisha que se prepara con un caracol o concha marina.

80. Echú Kakugbó:

Vive en las orillas del mar y trabaja con la arena, habla por las conchas. También se le llama Osú Kakugwó.

81. Echú Oló Kako Alagada

Se le conoce como el que tuerce la suerte, es muy enredador.

82. Echú Ka Olaya, Koloya, Ilé-Olóya:

Es un protector de las plazas o mercados y de los comerciantes.

83. Eshu Aselu. 

Trabaja como mensajero de los Orishas mayores. Se le considera una especie de joven vigilante o guardián muy atento a las faltas de los devotos, que deben velar por su comportamiento y cumplir los mandamientos de Ifá.

84. Eshu Ijelú: 

Es el encargado de los tambores, de la música en general y de los sentimientos que se manifiestan con ellos. Es divertido, alegre y simpático, fiestero y gozón.

85. Eshu Alalúbanse:

Es el portero de las puertas que conducen a oportunidades de la vida. Dueño de todo lo que está planificado para realizarse.

86. Eshu Diki

Este camino ayuda a unir a los amigos.

Por ello, se le ve en reuniones sociales de todo tipo y en su lado negativo hace que dichas reuniones terminen en escándalos y riñas que rompen estos lazos.

87. Eshu Dare:

Mensajero para que sea posible la obtención de las bendiciones enviadas por el Dios Supremo Oloddumáre.

88. Echú Keneno:

De origen Arará. Trabaja con Babalú Ayé el dios de la enfermedad.

89. Echú Keti:

Arará, Trabaja con Babalú Ayé.

90. Elegguá Kinkeyé:

Nombre de un Elegguá niño.

91. Echú Kolofó:

El malo, el perverso Echú.

92. Echú La Boni:

Mensajero de Ochún y pasa el día junto a ella. Está siempre atento, escuchándolo todo. Muy hablador.

93. Echú Lawona:

El que aparece en todas partes, azotando y abatiendo.

94. Echú Luyi:

Se presenta por un caracol de mar.

95. Echú Makenú:

Arará, compañero de Echú Afra.

96. Echú Marimayé

Cuentan que es uno de los antiguos caminos de Elegguá que posee la llave del cementerio, donde reside como portero. Come cualquier cosa.

97. Echú Merin Ba Ayé, Merin La Aiyé:

Dueño de los caminos, aparece esculpido en el Até u Opón-Ifá, desde donde vigila todo lo que sucede en el mundo.

98. Echú Obá Keré, Obá Kekeré:

El más joven rey. Se talla en madera.

99. Echú Obasin:

Compañero de Oddudúa en la fundación de Ifé. Asistente del adivino Orunmila y conocedor de los secretos de la adivinación.

100. Echú Oádémasa, Oddémora:  

Actúa en el momento preciso, ya sea para bien o para mal. Lo mismo ayuda que castiga.

101. Echú Oddé Mata:

Este orisha reside fuera de la casa, siempre anda por el bosque y la sabana en compañía del justiciero y cazador Ochosi.

102. Eleggua Wara:

Es el eshú encargado de las relaciones personales, estructura la familia y la comunidad en general. Es muy asociado con las confusiones.

103. Echú Odubele:

Este es un Echú bifronte, que recibe doble ofrenda, de frente y de espalda. Se talla en madera de cedro y se viste con una camisa que es roja por un lado y negra por el otro. De traje lleva pantalón rojo, sombrero y un garabato (palo de guayaba).

104. Echú Oguani Lele Alaroye:

Es un orisha adulto, muy astuto y cruel. Es un Echú andariego que siempre anda con el dueño del hierro Oggún, para el cual trabaja. Puede provocar riñas, accidentes y catástrofes, come perro cuando tiene hambre.

105: Echú Owani Legbe:

Letra de Ifá con la cual se nombra al Echú. En este Echú van concentrados los otros 21 caminos de Elegguá.

106. Echú Ogwiri Elú (Ogguiri): 

De nación Arará. Fue criado por Ayágguna y es brujero, misterioso y travieso.

107. Echú Okaddá:

Vive en los basureros y se alimenta de sobras. Algunos ebbós (limpiezas) paran allí cuando sale ese camino.

108. Echú Okú Boro.

Es el que mata rápido, inmediatamente. Es viejo y tiene poder sobre la vida y la muerte.

109. Eleggua Opin:

Es este, el Eshú que establece los límites de espacios, que pueden ser de simples habitaciones pero también de fronteras territoriales. También se ocupa de los espacios de los llamados IGBO o forestas consagrados a los diferentes orishas. De más estaría decir los conflictos que en los llamados límites crea.

110. Echú Okokoyé Biyé

Es adulto y nace en Oyó pero se cría en otras tierras porque su madre lo botó. Este es uno de los caminos de los cuales se conoce muy poco.

111. Echú Olankí (Olonki): 

Es un niño que acompaña en sus travesuras a los Echú Akokorobiya y a Osiká.

112: Echú Oní Boddé

Es el portero de la casa y guardián de pueblos y ciudades. Este Echú porta flechas y dos llaves. Su figura se moldea en cemento o barro, de cuerpo entero, pero sentado. Tiene diecisiete cauris en la cabeza y otros cuatro para marcar los ojos y los oídos.

113. Echú Onini Burukú:

Es malo y perverso. Conocido como el que acarrea la muerte.

114. Echú Osa Iká:

Recibe el nombre del Oddun de Ifá.

115. Echú Osiká

Un niño al que le gusta jugar con trompos y bolas, hacer travesuras y fumar. Compañero de Echú Akoko-robiya.

116. Echú Sokere:

El que habla sobre la estera.

117. Echú Osa Lo Fabeyo:

Recibe el nombre de Oddu de Ifá. Come palomas.

118. Echú Yelú Lo Torun Boayé:

Este vino del cielo para ser adorado en la tierra

119. Eshu Ananaki: 

El Eshú de la tristeza, la depresión, de los desiertos y lugares solitarios.

120: Eleguá Laye:

Es justiciero y poco hablador, esta última es una característica poco habitual en Eleguá, piensa muy bien cada paso. Vive en un caracol.

121. Eleguá Aye:

Trabaja junto a Olokun, la orisha de las profundidades del océano.

Algunas de las ofrendas que se pueden brindar a Eleguá:

Caminos de Eshú Eleguá
error:
Copy link
Powered by Social Snap