Saltar al contenido

¿Sientes el camino cerrado? Para «Eleguá» es esta Ofrenda poderosa

Por: Consejos de una Santera

Ofrenda de Eleguá

Elegguá es el pequeño de la Osha, el niño dueño de los caminos y el destino, cierra o abre los astrales para la felicidad o la infelicidad de todos.

Con él es el primero que se cuenta para toda ceremonia, pertenece a los Orishas guerreros junto a Oggún, Oshosi y Osun, es el portero de montes y sabanas, vive detrás de las puertas cuidando siempre el hogar de quien lo tenga.

Este Adimú (ofrenda) de Eleguá es para abrir los caminos de la vida

Ñame a Eleguá para abrir caminos
Fruto del ñame

Le ofreceremos a Elegguá el coco y el ñame, ambas las aprecia mucho el pequeño príncipe de la Osha.

Si no tienes Elegguá recibido puedes hacer igualmente esta ofrenda, y puedes hacerla detrás de la puerta principal de tu casa.

Esta ofrenda es para que la buena suerte nos visite, para que Elegguá con su poderío nos libre de trabas que estén obstaculizando el buen desarrollo de las energías positivas.

Para invocar al orisha puedes usar la siguiente oración:

Ingredientes:

  • 1 coco seco para hacer ralladura de la masa 
  • 1 ñame
  • 3 centavos
  • Manteca de corojo
  • 1 plato de barro o blanco
  • Aguardiente o ron
  • Tabaco
  • 1 vela
  • Jutía ahumada
  • Pescado ahumado
  • Maíz tostado

¿Cómo preparar paso a paso esta ofrenda a Eleguá?

Traje de Elegguá
  1. Primero sacas la masa del coco y la rallas bien fina.
  2. Luego hierves el ñame y cuando esté frío le añades la ralladura de la masa del coco y comienzas a amasarlo todo.
  3. Cuando la mezcla esté homogénea, con ambas manos comienzas a moldear 3 bolas de esa masa.
  4. Luego tomas los 3 centavos, debes persignarse con ellos y untarles manteca de corojo.
  5. Dentro de cada bola de coco y ñame irá un centavo insertado como representación de fortuna y abundancia.
  6. Depositas esas bolas en el plato y encima de ellas echas jutia ahumada, pescado ahumado y maíz tostado.

¡Que la buena suerte llegue a nuestra vida!

Cuando todo esté listo enciendes la vela a Elegguá o detrás de la puerta principal de tu hogar y le agradeces, le pides su bendición y le das conocimiento en voz alta de lo que estás realizando.

A Elegguá le soplas aguardiente y humo de tabaco, echas jutia ahumada, pescado ahumado y maíz tostado, y delante depositas el plato con la ofrenda.

Le pides su bendición, y le hablas sobre aquello que necesitas, siempre con fe y amor.

Cada día puedes prenderle la vela durante un rato, cuando veas que la obra se esté poniendo mala o fea, la recoges y la llevas a un monte, bosque o lugar con abundante naturaleza, y la dejas allí agradeciendo a Eleguá.

¡Que la bendición de Elegguá llegue a todos nosotros! 

Otros rituales y ofrendas que puedes brindar a Eleguá:

Ofrenda de Eleguá
Etiquetas
error:
Copy link