Saltar al contenido

¿Cómo elaborar el Trono Santoral de Obatalá? Un altar sencillo y hermoso

Trono de Obatalá

Obatalá es el santo que rige sobre el color blanco, este se representa en la naturaleza mediante el algodón, los picos nevados, las montañas, las grandes rocas calizas y los animales blancos.

Es importante a la hora de rendirle adoración tener en cuenta que este es una deidad gustosa de las cosas sencillas pero hermosas.

Cuando se le va a colocar alguna ofrenda esta debe estar representada en número por el ocho o el dieciséis, al ser estos los dígitos mediante los que el santo se representa.

Un altar dedicado a Obatalá, el Orisha Blanco:

Ofrenda de flores y guanábana para Obatalá
Ofrenda de flores y guanábana para Obatalá

Construir un altar para Obatalá es una tarea que requiere refinamiento y buen gusto, al primar en él el color blanco debe tenerse sumo cuidado en la manipulación de las telas puesto que de ensuciarse alguna de estas debe ser desechada.

Es importante tener en cuenta que la pulcritud es la palabra de orden.

Los pañuelos plateados son otros de los elementos que se requieren para adornar con detalles los espacios terminales.

A través de este tono se representan simbólicamente los astros, cuerpos celestes sobre los que rige el Orisha dueño de todas las cabezas.

Es frecuente observar en sus altares la presencia de las plumas del pavo real albino y de loro, al ser estos dos animales sagrados para Obatalá.

Trono para Obatalá Ayaguna:

Si el trono está dedicado específicamente a Obatalá Ayagguna se pueden emplear algunos pañuelos rojos en su confección, al ser la combinación de colores blanco y rojo, regla distintiva en este avatar del Orisha dueño de la inteligencia y los pensamientos.

El trono de Obatalá requiere de la presencia de múltiples elementos frescos como las azucenas, las mariposas, los gladiolos blancos, el pan y la leche.

Entre las frutas que se escogen para rendirle tributo citamos:

  • la guanábana,
  • la chirimoya,
  • el coco,
  • el anón y
  • la fruta del pan.

Mismas que deben ser depositadas en el interior de una canasta que haya sido previamente forrada con una tela blanca.

Ofrendas para el padre orisha:

Al santo blanco se le ofrendan dieciséis bolas de cascarilla y dieciséis barras de manteca de cacao, entre sus addimús (ofrendas) favoritos, podemos citar:

  • la natilla de leche,
  • el arroz con leche,
  • el dulce de coco,
  • los merenguitos y
  • la torre de ñame.

Si el santero desea obsequiar algún otro dulce al Orisha debe tener en cuenta que estos no deben poseer colorantes, siempre debe primar el color blanco y es tabú el uso de sal en sus elaboraciones.

En el altar a Obatalá no pueden faltar las velas blancas, las que deberán permanecer encendidas permanentemente, es frecuente que a este santo se le obsequien licores como el elixir de coco o el aguardiente.

Ofrendas y rituales en nombre del Orisha Blanco Obatalá:

Trono de Obatalá
error:
Copy link
Powered by Social Snap